45 metáforas y moldes creativos para innovar

12-GAMIFICA

MOLDE 12

GAMIFICA

VOTA
[Total: 1   Promedio: 5/5]

La gamificación, también traducida como ludificación o jueguización, por el término en inglés gamification, consiste en el uso de mecánicas de juego en entornos no lúdicos, como son el trabajo o la educación, entre otros. Precisamente gracias a estos métodos, se consigue mejorar la motivación y la concentración de los participantes, así como el esfuerzo, la fidelización y los demás valores positivos que se encuentran en los juegos.

La utilización de este tipo de mecanismos aporta a las empresas grandes ventajas, tanto para la motivación de sus trabajadores como para animar a los clientes o usuarios a sentirse identificados con la marca, fidelizándolos y haciéndoles prescriptores entre familiares y amigos.

Gamificar:

Aplicar mecánicas propias de juegos en contextos ajenos a estos con el objetivo de incentivar un determinado comportamiento o acciones concretas de los usuarios.

Un objetivo importante de la gamificación es que los participantes disfruten del proceso, y eso contribuya a suavizar la percepción de esfuerzo que puede conllevar la realización de tareas aburridas o que no generan tanta satisfacción. Estas interacciones lúdicas también generan una dosis mayor de implicación y compromiso, a través de retos y niveles que hacen la experiencia más adictiva.

Todas las empresas, independientemente del sector en el que trabajen y de su tamaño, pueden aplicar técnicas de gamificación, tanto para generar comportamientos de compra deseados en sus clientes, como para mejorar la implicación de sus empleados.

Se pueden identificar, a grandes rasgos, tres tipos de gamificación, según su ámbito de aplicación:

  • Comercial – Externa: Son prácticas de gamificación enfocadas al marketing, ventas, engagement, etc. El público objetivo de estas estrategias son los clientes actuales o potenciales.
  • Gestión del Personal – Interna: Son las que se utilizan internamente en una organización para motivar a sus empleados. Estas campañas suelen estar enfocadas a Recursos Humanos y la mejora de su productividad e implicación con la empresa.
  • Social – Para cambiar comportamientos: La gamificación también puede utilizarse para reorientar las costumbres de grupos sociales a favor de una causa social o un objetivo empresarial. Se utiliza en ámbitos como los de salud, sostenibilidad, medioambiente, finanzas personales, educación, etc.

Dentro de la línea interna, centrada en la gestión del personal (RRHH), la gamificación puede mejorar la motivación, la concentración y la productividad de los empleados. Se aportan a continuación más detalles:

  • Motivación: Planteando retos lúdicos a los empleados, éstos se pueden sentir más estimulados para conseguir las metas que se hayan fijado. Así se rompe con la monotonía y se mejora el clima interno.
  • Creatividad: Estas técnicas contribuyen a que los trabajadores saquen más provecho de su potencial creativo.
  • Trabajo en equipo: La gamificación puede diseñarse para fomentar el desarrollo de habilidades colaborativas. Es bastante común que los mecanismos de juego introducidos en los procesos ayuden a desarrollar ese tipo de hábitos, porque consiguen que las personas se interrelacionen entre en nuevos espacios.
  • Diversión: Se trata, en definitiva, de juegos, que son sinónimo de diversión, lo que contribuya a crear un clima más relajado y agradable en el entorno de trabajo, porque permite pasar momentos que suavizan el estrés laboral.

Para que estos “juegos serios” funcionen, hay que cuidar algunos factores críticos en el diseño de estas dinámicas. Comentamos algunos:

  • Retos atractivos: Los retos a superar en los juegos tienen que provocar un interés de superación. Ya sea mediante la competencia, o la colaboración, los retos deben venir acompañados de recompensas que motiven a seguir avanzando a las siguientes fases del juego. Los sistemas de puntuación, o los rankings en el caso de los juegos competitivos, ayudan a generar ese tipo de dinámicas, que pueden llegar a ser adictivas.
  • Sentido de pertenencia: Los participantes necesitan sentirse parte de algo mayor, integrarse en una comunidad que comparte sus gustos y aficiones. En este sentido, las redes sociales son el canal perfecto para desarrollar una estrategia de gamificación que, desde el punto de vista de la organización, repercuta en un aumento de la visibilidad de la marca o en la adoptación de los comportamientos deseados.
  • Socialización: Un factor clave es el de fomentar dinámicas de socialización entre los participantes. En algunos casos, éste es el objetivo principal al introducir lógicas de gamificación. Esa socialización se consigue a través de dinámicas que permitan “pasar buenos ratos junto/as”.
  • Un buen relato: Los buenos diseños de sistemas gamificados necesitan las mejores historias detrás. Y si esa historia es capaz de generar conexiones con la realidad que vive la organización, el impacto será más evidente. No se puede descuidar la narrativa.  
  • Recompensas: El diseño de un sistema eficaz de recompensas es imprescindible. No se entienden los juegos sin recompensas, ni mecanismos de feedback que estimulen a seguir jugando. No tienen que ser materiales, pero sí atractivas, para que movilicen. Por ejemplo, inducir al aprendizaje de habilidades valiosas o descubrir revelaciones que estimulen la curiosidad.

RECOMENDACIONES DE USO

  • Para que haya gamificación, tiene que haber un diseño, una estructura que establezca lógicas de interacción que “ludifiquen” la búsqueda de determinados objetivos. Ese diseño debe estar sustentado en unos objetivos de comportamiento a conseguir.
  • La gamificación no tiene que ser necesariamente digital. Casos como los del “avioncito” o la escalera, que se aportan en la sección de los ejemplos, lo demuestra.
  • Al diseñar estos mecanismos de gamificación, se suelen cometer con más frecuencia estos dos tipos de errores: 1) Identificar mal el segmento-objetivo al que está dirigido el juego y/o no empatizar bien con él, 2) Definir mal qué tipos de comportamientos se quieren estimular en los jugadores.
  • Es importante recordar que a más esfuerzo se necesita para un comportamiento buscado, más “potencia lúdica” hay que provocar en el diseño.
  • En los diseños de gamificación, mientras más carga lúdica tiene el PROCESO, menos se necesita de incentivos o premios en el RESULTADO. Y viceversa. Lo ideal es que el proceso sea tan divertido en sí mismo, que la gente participe por eso, y no tanto por los premios.
  • La gamificación no tiene necesariamente que diseñarse según lógicas competitivas. Hay gamificación que se guía por lógicas colaborativas. Si el comportamiento que se busca es “colaborativo”, entonces se pueden diseñar “juegos colaborativos”.
  • Volvemos a insistir en la importancia de definir bien qué objetivos buscamos: ¿aumentar las cifras de ventas? ¿mejorar el clima laboral? ¿fomentar la colaboración? Es imprescindible reflexionar sobre esto antes de abordar el reto del diseño. Una vez definidos esos objetivos, viene bien explicarlos de manera clara a los jugadores, para que sepan por qué se hacen las cosas, qué relación hay entre las “reglas de juego” y los objetivos que se persiguen, para que se sientan tenidos en cuenta como parte de la dinámica.

PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN

Para trabajar este molde te invitamos a hacerte estas preguntas pensando siempre en tu organización o proyecto de empresa:

  1. ¿Qué nuevos comportamientos nos gustaría fomentar en el personal de nuestra organización que hasta ahora no hemos conseguido promover por mecanismos más formales? ¿Se podrían estimular esos comportamientos mediante algún tipo de juego?
  2. ¿Es posible implicar más a clientes y usuarios con la identidad de marca y/o con nuestros productos a través de ciertas dinámicas lúdicas?
  3. ¿Podemos introducir cambios deseados de comportamientos en la sociedad, en determinados colectivos que los necesitan, a través de su participación en juegos?
VOTA
[Total: 1   Promedio: 5/5]

EJEMPLOS PARA INSPIRARTE

Para ayudarte en la reflexión y el uso de este molde, inspírate en los siguientes ejemplos:

LA ESCALERA PIANO

cuando subir escaleras apetece más

THE SPEED CAMERA LOTTERY

juegos que premian el buen comportamiento

MICROSOFT

Windows 7 Language Quality Game

AVIONCITOS

gamificando la alimentación de los bebés

MY STARBUCKS REWARDS

programas de fidelización que juegan a los niveles

BBVA GAME

gamificando el aprendizaje y uso de una web

MOLDES RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO

CEA+empresas

C/Arquímedes

PCT Cartuja, 41092

Sevilla ESPAÑA

Telf.: 95 448 89 00

info.masempresas@cea.es