45 metáforas y moldes creativos para innovar

20-CON HUMOR

MOLDE 20

CON HUMOR

VOTA
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El humor es uno de los atributos que más aumenta el valor percibido por clientes y usuarios sobre un producto o servicio. Es un extraordinario potenciador de la diferenciación, y las organizaciones que saben moverse en ese registro (algo que no es tan fácil como parece) consiguen hacerse con una identidad por la que son reconocibles en el mercado y la sociedad.

Apelar al sentido del humor, en su acepción más amplia, a la hora de innovar, significa:

  • Informalizar, quitar esa seriedad y exceso de sobriedad con que se concibe la mayoría de la oferta “oficial”.
  • Alegrar, divertir, robar una sonrisa a quien experimente el producto/servicio.
  • Provocar, sorprender a los usuarios con propuestas inverosímiles que rompan con la lógica habitual, y los lleve a la curiosidad por saber más.
  • Jugar con el espíritu lúdico al que toda propuesta divertida siempre invita (ver también el molde-12: Gamifica).
  • Atraer ese deseo egocéntrico de sorprender a terceros, cuando se muestra el producto o se cuenta la experiencia a otros (marketing de experiencias).
  • Coquetear de forma sutil y sugerente, con mensajes sensuales o eróticos que captan la atención de tantos usuarios.
  • Gestionar la organización en un ambiente relajado, de “buen rollo”, creativo y lúdico, donde se anime a las personas a proyectarse tal como son, en vez de concebir el entorno laboral como un sitio serio, triste o demasiado normatizado.

Introducir humor en productos y servicios tiene una gran ventaja: genera conversación, y esa es una eficaz fuente de recomendaciones. Si algo provoca una sonrisa o produce curiosidad, entonces es más difícil que se olvide.

Ya hemos dicho que una de las líneas para innovar a partir de este molde es “informalizar”, o sea, quitarle seriedad a un producto/servicio para hacerlo más informal y cercano. Hay productos de toda la vida que se pueden re-diseñar con más sentido del humor, añadiéndoles ese “toque práctico” que acompaña a lo informal. Si te propones trabajar para ciertos segmentos juveniles, la apuesta puede consistir en imprimirles una estética más atrevida. Por ejemplo, el “mueble tira-zapatos” que se inspira en la práctica tan común de lanzar el calzado a un cajón al llegar a casa (bueno, para el que lo haga…).

Desde el punto de vista de los modelos de gestión, las empresas u organizaciones empiezan a darse cuenta de que las personas trabajan mejor en entornos que estimulan la creatividad y donde el sentido del humor ayuda a crear espíritu de equipo y a disfrutar del trabajo. Estamos hablando de diseñar espacios desenfadados, abiertos, humanos, donde aflore la chispa… porque eso ayuda a que la gente se relaje y sienta que la experiencia de trabajar es algo que vale la pena.

Apelar a la provocación, bien entendida, puede ser una eficaz arma para captar la atención de posibles compradores o consumidores. Es una forma de no pasar inadvertidos en un mercado inundado de productos y servicios que se parecen demasiado. 

RECOMENDACIONES DE USO

  • Mientras más serio parezca un tema según la tradición, más sentido tiene introducirle dosis de humor que rompan con las prácticas establecidas. Así que una buena forma de usar este molde es empezar trabajando con productos, servicios y problemas que tengan una fama reconocida de ser demasiado serios, o sea, poco propensos al sentido del humor.
  • El consejo anterior nos lleva, necesariamente, a esta advertencia: entre el humor auténtico, con gracia, y la grosería o el mal gusto, hay una línea muy delgada que hay que saber gestionar. Así que el uso de este molde implica riesgos que conviene medir, pero que pueden ser recompensados con creces por un impacto muy favorable en la percepción del colectivo-objetivo al que está dirigida la oferta.
  • Las armas más potentes para explotar con eficacia este molde son el diseño y la publicidad. Muchos de los productos que aprovechan el humor como fuente de innovación se orientan al mercado de regalos.

PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN

Para trabajar este molde te invitamos a hacerte estas preguntas pensando siempre en tu organización o proyecto de empresa:

  1. ¿Trabajas con alguna máquina o dispensador de cara al público que puedas convertirlo/a con un toque de humor en una fuente de atracción que haga tu servicio singular?
  2. ¿Podrías usar comics y animación para darle un toque más cercano e informal a la imagen de tus productos y servicios? ¿Puede estar bien que juegues a reírte-de-ti-mismo/a como una forma de quitar hierro a la excesiva formalidad con que se concibe el marketing?
  3. ¿Es posible cambiar el diseño de tu producto para hacerlo más sugerente e irónico? ¿Le pega a tu producto/servicio “jugar al absurdo” como reclamo publicitario?
  4. ¿Se te ocurre cambiar el nombre de la marca de alguno de tus productos o servicios para usar uno que sea gracioso y divertido, que llame más la atención en los clientes?
  5. ¿Puedes conectar tu producto con “lo sexi”, con una imagen sensual que atraiga la atención de tus clientes? ¿Tu producto o servicio es coherente con esa imagen?
  6. ¿Crees que a tu empresa u organización le vendría bien un cambio en el ambiente laboral para que los empleados se sientan más relajados y se diviertan mientras trabajan?       
VOTA
[Total: 0   Promedio: 0/5]

EJEMPLOS PARA INSPIRARTE

Para ayudarte en la reflexión y el uso de este molde, inspírate en los siguientes ejemplos:

Dispensador de Cervezas

¿y si rellena por debajo?

Marcas

nombres provocadores

Billetera Inteligente

solución ideal para manirrotos

Tecnología Desenfadada

altavoz en forma de oso peluche y otros gadgets

Fun At Work

diversión en una línea aérea y en una pescadería

Papel Higiénico

cuando los rollos son divertidos

MOLDES RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO

CEA+empresas

C/Arquímedes

PCT Cartuja, 41092

Sevilla ESPAÑA

Telf.: 95 448 89 00

info.masempresas@cea.es