45 metáforas y moldes creativos para innovar

09-SELECCIÓN ALEATORIA

MOLDE 9

SELECCIÓN ALEATORIA

VOTA
[Total: 2   Promedio: 3/5]

Elegir a las personas, o los objetos, siguiendo unos criterios predeterminados, no siempre es la mejor opción. A menudo, el mecanismo usado para definir esos criterios o filtros están viciados por intereses o sesgos, que dan como resultado una muestra deficiente o que no responde bien a los objetivos que se buscaban.

Por eso, para ciertas condiciones, la selección al azar puede ser un mecanismo alternativo que funcione bastante mejor de lo que muchos creen. Este molde te invita a considerar este método de filtrar ideas, personas u objetos como una opción más que interesante.

Selección aleatoria:

Usar métodos aleatorios, o sea, al azar, como un mecanismo de selección más justo y efectivo, provocando al mismo tiempo, oportunidades de serendipia.

La “serendipia” o “serendipidad” es un descubrimiento afortunado, algo que se encuentra por sorpresa buscando otra cosa. Ese efecto es bastante habitual en los procedimientos aleatorios.  

Que el azar funcione como filtro tiene muchas ventajas. Por ejemplo, no hay proceso más justo que el aleatorio porque todos los participantes tienen la misma posibilidad de ser elegidos. La selección aleatoria se usa en situaciones que se necesita trabajar con un grupo más pequeño que todo el colectivo, y no se quieren elegir a esas personas por invitación para evitar criterios arbitrarios o sesgos de selección. Una de las ventajas de este mecanismo es la rapidez con que se puede implementar. Combina agilidad con legitimidad, dado que es difícil aducir motivos para cuestionar la imparcialidad del procedimiento.

El efecto de serendipia es muy interesante para muchos procesos o tareas. El factor sorpresa, y de misterio, que aporta lo aleatorio, puede ser bastante atractivo. Es un elemento con el que las empresas pueden jugar dentro del menú de opciones que se crean en las interfaces de los productos. Por ejemplo, a muchos usuarios les gusta poner en modo “aleatorio” la selección de canciones en sus playlists de Spotify y otras aplicaciones para escuchar música porque de ese modo evitan repetir demasiado las mismas pistas, y disfrutan el hecho de que “alguien” externo les sorprenda.  

Recuerda Yochai Benkler que: “un tipo de proceso que comúnmente consideramos justo, independientemente del resultado, es aquel que depende del azar, como ganar una lotería”.  Dado que el proceso es aleatorio, el sistema en su conjunto se considera en cierto modo justo.

Según explica Amalio Rey, en su blog de Inteligencia colectiva, la elección al azar tiene varias ventajas: 

  1. Igualdad: El sorteo satisface, mejor que ningún otro método, el ideal democrático de igualdad, al conceder a todos la misma probabilidad de salir seleccionados.
  2. Legitimidad: El mecanismo aleatorio bien usado, es decir, sin cometer errores de muestreo, garantiza que la muestra seleccionada sea estadísticamente representativa de la población a la que corresponde. Esto permite trabajar de forma eficiente con grupos más pequeños de personas, cuando es incómodo hacerlo a gran escala, sin poner en entredicho la legitimidad del procedimiento. Lo que decida la muestra puede ser extrapolado a la población que representa.
  3. Diversidad: El sorteo potencia la diversidad cognitiva de las personas captadas para el proyecto, dado que no está influido por sesgos de selección.

Por otra parte, si el aumento de las combinaciones aleatorias es primordial para la generación de ideas rompedoras, tiene sentido introducir de forma intencionada la aleatoriedad en nuestro patrón de pensamiento. Por paradójico que parezca, existen formas estructuradas de hacerlo.

A nivel individual, una forma es mediante la unión al azar de dos o tres palabras del diccionario. O si se quiere, entre una palabra que resuma el producto, servicio o proyecto empresarial que se quiere innovar y, otra, escogida al azar, de un libro, revista o publicación cualquiera. Esta técnica la utilizan muchos escritores para salir de bloqueos creativos porque ayuda a romper las barreras asociativas y a “buscar lejos”.

A nivel grupal, puede provocarse la combinación aleatoria entre miembros de un grupo muy heterogéneo a los que se les invita a conversar sin un guión previo con el objetivo de descubrir intereses convergentes. En ambos casos el factor-suerte anula la tendencia natural a “buscar cerca” o a primar la afinidad sobre lo desconocido.

Hay muchas maneras de implementar mecanismos aleatorios, o sea, elegir al azar entre opciones. Desde los más complejos a los más simples. El más primitivo y mecánico sería el de la lotería. A cada miembro de la población se le asigna un número. Todos los números se colocan en un recipiente o un sombrero y se mezclan. Con los ojos vendados, se van sacando las etiquetas con números. Todos los individuos que tengan los números extraídos son los elegidos. Otra forma sería que un ordenador haga la selección al azar. En el caso de poblaciones con pocos miembros, es aconsejable utilizar el primer método, pero si tiene muchos miembros, es preferible una selección aleatoria por ordenador.

RECOMENDACIONES DE USO

  • A menudo la solución ideal es mezclar mecanismos. Una combinación optima puede ser 70/30. Un 70% “buscar”, o sea, elegir siguiendo unos criterios predeterminados, pero dejar un margen del 30% para “encontrar”, para dejarse sorprender, eligiendo esa cuota mediante mecanismos aleatorios que nos abran al efecto de la serendipia.
  • Existen muchas páginas en Internet que ayudan a implementar mecanismos al azar. Por ejemplo, Échalo a suerte proporciona valores aleatorios cuando se quiere tomar decisiones en un grupo de personas. Este sitio permite crear lo que llaman una «tirada compartida», o sea, en la que los participantes podrán ver todos, a la misma vez, el resultado del proceso al azar sin que el convocante pueda hacer trampa.
  • Otra forma de hacer selección aleatoria es usando el método de “muestreo estratificado”, que es una técnica que consiste en dividir la población en diferentes subgrupos o estratos. Luego, se selecciona aleatoriamente a los sujetos finales de los diferentes estratos en forma proporcional. Este mecanismo puede conseguir que la muestra o grupo finalmente elegido corrija las desventajas de representación de las minorías. Los estratos más comunes utilizados en el muestreo aleatorio estratificado son la edad, el género, el nivel socioeconómico, la religión, la nacionalidad y el nivel de estudios alcanzado, entre otros. Lo habitual es utilizar el muestreo aleatorio estratificado cuando se desea resaltar un subgrupo específico dentro de la población.

PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN

Para trabajar este molde te invitamos a hacerte estas preguntas pensando siempre en tu organización o proyecto de empresa:

  1. ¿Qué podríamos dejar en manos de lo aleatorio, del azar, para generar sorpresa? (La emoción de la sorpresa puede ser adictiva). Inspírate en el ejemplo de Biblio-mat.
  2. ¿Queremos que la selección a realizar sea justa, equitativa, que nos asegure que todos los participantes tengan misma probabilidad de salir seleccionados? ¿Este es un criterio u objetivo relevante en el proceso que estamos diseñando?
  3. ¿Necesitamos que la muestra seleccionada sea estadísticamente representativa de la población a la que corresponde, y que esa selección se interprete como legítima?
  4. ¿Nos interesaría impulsar “procesos deliberativos”, de reflexión colectiva, en poblaciones u organizaciones que son demasiado grandes, pero que por la escala son difíciles de gestionar de forma eficiente? (en este caso, podemos elegir por mecanismos aleatorios muestras más pequeñas para que lo que decida ésta sea extrapolado a la población que representa).
  5. ¿Queremos potenciar la diversidad cognitiva de las personas participantes evitando el “sesgo de selección” que implica tender a elegir a los mismos de siempre?
VOTA
[Total: 2   Promedio: 3/5]

EJEMPLOS PARA INSPIRARTE

Para ayudarte en la reflexión y el uso de este molde, inspírate en los siguientes ejemplos:

SERENDIPIA

Forzando oportunidades y conexiones inesperadas

BIBLIO-MAT

vending de libros antiguos elegidos al azar

DEMOCRACIA POR SORTEO

elección aleatoria de representantes

SEMÁFORO ALEATORIO

un dispositivo para evitar la discriminación

NIPs

deliberación ciudadana por muestreo aleatorio

MOLDES RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO

CEA+empresas

C/Arquímedes

PCT Cartuja, 41092

Sevilla ESPAÑA

Telf.: 95 448 89 00

info.masempresas@cea.es